band image

VIDA ARTISTICA

VIDA ARTISTICA ALBERTO ‘BETO’ JAMAICA REY VALLENATO 2006-2007
UNA VIDA ARTÍSTICA LLENA DE TRIUNFOS Y DE GRATITUD DE LA GENTE
El 30de abril del año 2006 fue coronado Alberto ‘Beto’ Jamaica, Rey Profesional del Festival de la Leyenda Vallenata. Esa noche la capital mundial del vallenato rompió el hito de la historia de la música auténtica y original ejecutada por este profesional, quien consiguió la ovación de todo el público presente con la ejecución de los cuatro aires musicales. De viva voz los asistentes al Parque de la Leyenda respaldaron al cachaco, que a pesar de no ser de la región Caribe, cautivó con su maestría para ejecutar el acordeón.
Alberto Jamaica al coronarse Rey Profesional del Festival de la Leyenda Vallenata, que dejaran como legado Alfonso López, Rafael Escalona y Consuelo Araújonoguera, dividió en dos etapas controversiales el evento, por cuanto era la primera vez, desde que Alejo Durán ganara el primer festival en 1968, que un nativo de Bogotá, se alzaba con el triunfo cautivando la atención y el gusto del jurado, la prensa y la multitud delirante que lo aplaudía, como un fiel exponente del vallenato clásico que el modernismo ha ido opacando.
La gente vallenata que realmente sabe quién es quién al momento de escoger un acordeonista para que sea rey, respaldó a Jamaica por su nota clara, profunda y llena de mensajes, lo que no extrañó a nadie, menos a los eruditos de este folclor, que esa noche lo arroparon como si fuera un hijo del Cesar, La Guajira o Bolívar, más aún, cuando lo vieron meterse como finalista, por primera vez, durante los trece años en que había participado. Y lo hizo con su virtuosismo y con la fe puesta en sus interpretaciones fenomenales, con las canciones que tocaban los primeros acordeonistas de la provincia de Padilla hace muchos años, es decir, las canciones viejas, aquellas melodías ancestrales que fueron las que le dieron vida a Valledupar, como las composiciones de Gustavo Gutiérrez Cabello, las del difunto Freddy Molina y sus Romances Vallenatos y las de Camilo Namén Rapalino, entre otros, pertenecientes a la juglaría contemporánea.