Sarkástika

Davis

Davis  Guitarrista Davis 1991-10-10

Mi interés por la música siempre había estado latente, y ya apuntaba maneras desde pequeño. Cuando me dio por el heavy, con Mago de Oz, me dio también por tocar la guitarra, pero tuvo que pasar un año para que me pusiera enserio.
En ese año empecé a escuchar a los grupos mas famosos: Metallica, Iron Maiden sobre todo, Saratoga en España, etc...
Yo quería tocar la guitarra eléctrica, pero en un primer momento a mis padres les pareció precipitado y empecé con la guitarra española, que un amigo me dejó y a dar clases. Las clases me gustaban, aprendí lo básico, acordes, tocar con dedos, etc... pero no era lo que yo quería.
Al año me compré mi primera guitarra eléctrica, dejando el curso de guitarra. He sido autodidacta desde entonces. Empecé a tocar las canciones que me habían gustado y como mi cultura musical era mayor, también me puse a tocar todas esas canciones que acababa de descubrir.
Entonces me junte con un amigo con el que había ido al curso de guitarra, que también se había comprado una eléctrica, y empezamos a tocar con otro colega que tocaba el bajo. Buscábamos batería, y lo encontramos, luego un cantante. Tocábamos versiones de Platero y Tú, Extremoduro, que también me gustaba, pero siempre andaba buscando algo más heavy, que me gustase más y que requiriese más dificultad a la hora de tocar, pues a estas alturas ya había alcanzado un nivel que me permitía tocar cosas algo más complicadas.
El grupo se acabó, pues el batería se fue, que era el que ponía la pasta del local y nos dejaba las pantallas, y estuve un tiempo tocando solo, buscando grupo, por supuesto.
Yo siempre había tenido un amigo que se llamaba Héctor, y él me habló de un chaval que había conocido, un tal David, que cantaba bien, y fuimos a verlo un día a un concierto acústico que daba en la calle. A mí me gustó, aunque el concierto no fue un exitazo y le propuse a Héctor que le dijese de tocar en el mismo grupo. David aceptó, pero aún necesitábamos un batería. Pusimos un anuncio y lo encontramos. Se llamaba Quique.
Empezamos a tocar en un local, nos preparamos unas cuantas canciones. Pero desgraciadamente Quique nos dejó teniendo que abandonar un concierto que habíamos planeado, y tocar todas las canciones que teníamos en acústico. El concierto salió bien, y nos quedamos con ganas de más. Lo malo es que Héctor también nos tuvo que dejar y nos quedamos David y yo solos. En este tiempo, grabamos canciones y nos preparábamos canciones en acústico que era lo único que podíamos hacer, hasta que encontramos a Irene y Javi, nuestro batería actual.
La formación fue cambiando y completándose, hasta convertirse en lo que es ahora.